martes, 15 de enero de 2013

Masa de Pizza Casera

¡¡¡FELIZ AÑO A TODOS!!! Sé que he tardado en volver por aquí pero después de las navidades... no había podido preparar ninguna receta para el blog, ¡estamos a dieta!

Bueno, el otro día tuvimos una cena con amigos en casa y, como tenía levadura fresca de panadería y harina de fuerza que sobro del roscón de reyes, del que, por cierto, ya pondré la receta, pensé en hacer pizza. Aquí os dejo el resultado final y os recomiendo  esta receta para la masa, con levadura fresca y harina de fuerza, es diferente a otras que he preparado, y en mi opinión, mucho más rica.

Ingredientes (para dos pizzas grandes):
  • 510 gramos de Harina de fuerza, aproximadamente)
  • 324 gramos de Agua templada (mililitros)
  • 12 gramos de Sal
  • 45 gramos de Levadura fresca de panadería
  • 6 gramos de Azúcar
Preparación:
  1. Templar el agua en un bol grande.
  2. Desmenuzar la levadura y echarla en el agua templada. Remover hasta que esté disuelta.
  3. Echar en el agua 2 cucharadas de la harina y remover bien. Dejar en reposo durante unos 10-15 minutos. La levadura de tiene que activar. Se sabe que está listo para usar cuando empiezan a hacerse burbujas en la mezcla.
  4. En otro bol, mezclar el resto de la harina con la sal y el azúcar.
  5. Pasado el tiempo que decíamos antes, incorporar, poco a poco, la mezcla del segundo bol en el agua removiendo continuamente con una cuchara, o espátula.
  6. Cuando la mezcla deje de estar líquida, se formará una bola despegándose de las paredes, será el momento de empezar a amasar. En este punto todavía debería quedarnos harina sin mezclar.
  7. Ponemos parte de esa harina en la encimera o superficie donde vamos a trabajar y echamos la bola de masa. Nos enharinamos las manos y empezamos a amasar.
  8. Iremos añadiendo el resto de la harina poco a poco, según se vaya necesitando, hasta conseguir una masa elástica y no muy pegajosa. El tiempo necesario de amasado es de entre 5 y 10 minutos.
  9. Calentamos el horno a 50ºC, y lo apagamos.
  10. Formamos una bola, la metemos en un bol grande, tapamos con papel de plástico y lo metemos en el horno caliente. Deberá estar mínimo 30 minutos para que la levadura actúe y la masa crezca.
  11. Cuando se vaya a comer, dividir la masa en 2 ó 3, dependiendo del tamaño de las pizzas que queráis, y estirarla, bien con un rodillo enharinado, bien con las manos, dependiendo de como os guste la masa de fina o gruesa. En mi caso la hicimos cuadrada y más bien fina.
  12. Y llegó el momento de ponerle los ingredientes que queramos. La base suele ser de tomate (triturado) y queso rallado, y el resto lo que cada uno quiera. En nuestro caso le pusimos pollo en trozos, queso de cabra, maíz, tomate seco, aceitunas negras y rúcula, y queda como veis arriba.
  13. Una vez "montada" la pizza con los ingredientes elegidos, calentar el horno a 180ºC y hornear durante unos 15 minutos. NOTA: El tiempo en este punto depende del grosor de la masa y de los ingredientes que hayamos puesto. Si veis que la masa sigue cruda, pero los ingredientes empiezan a dorarse de más, taparla con papel de aluminio.
Nosotros, como ya he dicho antes, le pusimos rúcula, pero no desde el primer momento de meterla al horno, sino cuando le quedaban un par de minutos. Y no os olvidéis del orégano.

Otra opción es hacer un machado de ajo, orégano y aceite y ponerlo por encima y queda un pan de ajo riquísimo.