lunes, 6 de agosto de 2012

Galletas de Canela (Snickerdoodles)

Estas galletas de canela, también llamadas Snickerdoodles, son una especie de bizcochitos muy suaves y deliciosos. No me preguntéis de donde viene el nombre, porque no he conseguido aclararme. En todas partes donde he mirado dicen lo mismo, no se sabe muy bien de donde proceden.

Si buscáis por internet, podréis ver que hay diferentes formas de hacerlas: en bolitas o planas. Esto depende del gusto de cada uno. En mi caso, hice una primera hornada con distintas formas, más plana, menos plana, redonda...y tras probarlas todas, decidí que las más ricas eran las bolitas. Como vais a ver más abajo, la preparación es muy fácil y rápida. En este caso he preparado las originales, de canela, pero también se pueden hacer añadiéndoles un toque de miel, chocolate, naranja, etc. Ya os adelanto que las repetiré, y probablemente pruebe a hacerlas de chocolate también, ya os contaré como están y qué modificaciones le hago.

Bueno, aquí tenéis la foto y la receta.

Ingredientes (unas 75 galletas):
  • 280 gr de Harina
  • 125 gr de Mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 gr de Azúcar + 4 cucharaditas extra
  • 1 Huevo ligeramente batido
  • 1/2 cucharadita de Extracto de Vainilla
  • 3/4 de cucharadita de Levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita de Nuez Moscada (opcional)
  • 2 cucharaditas de Canela
  • 1 pizca de Sal
Preparación:
  1. Poner en un bol la harina con la levadura, la sal y la nuez moscada. Mezclar y reservar.
  2. En un bol aparte batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que éste no se oiga y hayamos creado una mezcla cremosa.
  3. Incorporamos el huevo batido y el extracto de vainilla a la crema anterior y batimos hasta tener una mezcla homogénea.
  4. Vamos añadiendo la harina a la mezcla de la mantequilla poco a poco y removemos con una espátula hasta que esté totalmente incorporada. Para que la masa quede homogénea es recomendable amasar a mano la mezcla cuando hayamos incorporado toda la harina a la mezcla. Amasar hasta que la masa se separe de las paredes del bol y se pueda formar una bola.
  5. Precalentamos el horno a 200º C.
  6. Preparamos unas bandejas de horno con papel de hornear.
  7. En un plano hondo ponemos 4 cucharaditas de azúcar y 2 de canela y removemos hasta que quede una mezcla homogénea.
  8. Vamos cogiendo porciones de la masa, y hacemos bolitas de alrededor de 2 centímetros de diámetro.
  9. Rebozamos las porciones de masa en la mezcla de azúcar y canela y las vamos colocando en las bandejas de horno, separadas unos 2 centímetros unas de otras puesto que al hornear se extenderán.
  10. Horneamos durante unos 10-13 minutos (hasta que aparecen grietas en la parte superior de las galletas). Hay que intentar que no se tuesten demasiado para que queden crujientes y no se queme el azúcar y la canela del rebozado.
  11. Sacamos del horno y pasamos a una rejilla para que se enfrien completamente.
Estas galletas pueden durar una semana como recién hechas, siempre y cuando se conserven en lugar seco, y no se coman antes, puesto que cuando comes una... no puedes parar. Yo las guardo en un bote hermético en que no les da la luz ni humedad (una lata de galletas).