jueves, 21 de junio de 2012

Galletas Tipo María

Tras varias recetas probadas sin éxito, por fin he conseguido hacer unas galletas tipo maría.

Buscando por internet encontré un par de recetas para realizar este tipo de galletas, casi todas utilizando la misma cantidad de azúcar que de harina, lo cual, tras haberlas preparado, llegué a la conclusión de que se quedaban unas galletas demasiado dulces, más azúcar que otra cosa.

Al fin encontré una receta que parecía que podía ser la definitiva, y aun así, la he tenido que ajustar bastante en cuanto a azúcar, mantequilla (demasiado grasientas) y levadura (para que no crezca tanto). Una recomendación, no utilicéis batidora eléctrica para mezclar los ingredientes, puesto que entra demasiado aire a la masa y queda una textura completamente diferente.

Aquí está la receta definitiva, tomando como base la de elmonstruodelasgalletas.com y otra de atrévete tú en petitchef.


Ingredientes:
  • 75gr azúcar morena de repostería (más fina que la normal-caster sugar)
  • 80gr mantequilla
  • 300gr harina de repostería
  • 1 huevo batido
  • Unos 75ml de leche (lo justo para unir la masa bien)
Preparación:
  1. Fundir la mantequilla y mezclar con el azúcar hasta que éste no se escuche.
  2. Batir el huevo en un recipiente a parte y añadirlo a la mezcla anterior.
  3. Incorporar la harina poco a poco e ir mezclando.
  4. Ir echando la leche poco a poco para lograr una masa homogénea y fina.
  5. Poner en un plástico film haciendo una bola.
  6. Poner otro trozo de plástico por encima y aplanar con un rodillo hasta dejar la masa de un grosor de unos 2 mm (si no tenéis rodillo, una botella de cristal os puede servir).
  7. Dejar reposar en la nevera durante una hora.
  8. Precalentar el horno a 180 ºC.
  9. Sacar la masa de la nevera y con un corta pastas (de unos 6cm de diámetro) ir cortando las galletas y poniéndolas en una bandeja de horno, preparada con papel vegetal.
  10. Cocer en el horno entre 15-18 minutos.
  11. Dejar que se enfríen en una rejilla.
Recomendaciones:
Os tienen que quedar bien finitas para que de verdad sean maría, o tal vez dejando que se hagan más en el horno queden más crujientes (cuidado no se os quemen, ponerles un papel de aluminio por encima cuando estén suficientemente doradas pero no estén cocidas del todo hasta que creáis que estén hechas).

Las podéis adornar si queréis con chocolate, hacer galletas tipo príncipe (emparejándolas de dos en dos y poniéndoles chocolate en el centro), tomarlas con un poco de mermelada, o tal cual, mojadas en leche con cola-cao, como toda la vida.

Espero que os salgan bien, ya me contaréis que opináis.