lunes, 9 de abril de 2012

Torrijas

Las torrijas son un dulce típico de Semana Santa en España, aunque en mi familia las tomamos también en navidad. Son muy sencillas de hacer, aunque llevan su tiempo.
Ingredientes:
  • 1 barra de Pan (mejor del día anterior)
  • 1 litro de Leche (más o menos, dependiendo del tipo de pan y lo que absorba)
  • 1 rama de Canela
  • 1 corteza de Limón (sólo la parte amarilla)
  • 120gr de Azúcar, al gusto
  • 2 Huevos enteros batidos
  • Aceite para freír
  • Canela en polvo
  • Azúcar para decorar ó Miel y agua
Instrucciones de preparación:
  1. Se pone a cocer la leche con la rama de canela y la corteza del limón a fuego medio durante unos 10 minutos. Es posible que se necesite más tiempo para que la leche coja el sabor del limón y la canela.
  2. Se añade el azúcar y se disuelve bien. Probar la mezcla, la leche tiene que estar muy dulce, casi empalagosa para que el pan se quede suficientemente dulce. Echar un poco más de azúcar si es necesario.
  3. Dejar templar la leche y colarla para retirar la piel de limón y la canela.
  4. Mientras se corta la barra de pan en rodajas de unos 3 o 4 cm. de grosor y se colocan en una fuente un poco honda.
  5. Se cubre el pan con la leche hasta que se empapen bien (esto es importante, porque si no quedan secas). Estarán suficientemente empapadas cuando al coger cada trozo de pan escurra leche, como si fuera una esponja.
  6. Batir los huevos y rebozar bien cada rebanada. Cuidado al manejar el pan puesto que estará muy blando y puede romperse. Utilizar las manos directamente o una cuchara.
  7. Poner bien de aceite en una sartén honda y cuando esté bien caliente, freír cada rebanada de pan. Hay que tener cuidado al darles la vuelta (con ayuda de una espumadera y una cuchara) para que no se desmoronen. Se sacan cuando estén doradas y se colocan en una fuente encima de papel de cocina.
  8. Dar la vuelta un par de veces encima de papel de cocina para escurrir el aceite todo lo posible.
  9. Una vez están lo bastante frías como para manejarlas con las manos, hay distintas opciones de terminarlas.
    • Mezclar azúcar con canela en polvo en un plato y rebozar cada torrija en la mezcla.
    • Poner miel en un cazo pequeño a fuego suave y añadirle una cucharada de agua para aclararla y remover. La mezcla estará lista cuando la miel no se quede pegada a la cuchara. Rebozar cada torrija en la mezcla y añadirle un poco de canela en polvo por encima.
    • Hacer un almíbar con azúcar y agua y rebozar cada torrija. Añadirle un poco de canela en polvo por encima.
  10. Después colocarlas en una fuente, intentando no juntarlas demasiado para que mantengan la forma.
Yo hice dos tipos, con azúcar y canela y con miel aclarada, porque a cada uno le gustan de una manera. Así que vosotros también podéis empezar a prepararlas, no necesariamente para Semana Santa, como desayuno en cualquier época del año están bien ricas.
Aquí os dejo una foto de cómo deberían quedar las torrijas por dentro. No parece que el interior sea pan, sino una crema.