domingo, 2 de septiembre de 2012

Salmorejo Andaluz

Hoy os dejo la receta del Salmorejo. Para los que no lo conozcan, se trata de una especie de "sopa fría de tomate" que lleva principalmente: tomates maduros, ajo, pan, aceite de oliva virgen extra y vinagre, aunque yo también le hecho almendra molida.

Ingredientes:
  • 1300 gr de Tomates Maduros (muy rojos)
  • 200 gr de Pan duro, de un par de días es suficiente
  • 2 Dientes de Ajo
  • 20gr de Almendra molida
  • 110ml de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Vinagre
  • Sal
Para servir:
  • 1 Huevo duro
  • Jamón serrano en tacos
  • 1 Chorrito de Aceite de Oliva Virgen Extra
Preparación:
  1. Lo primero que hay que hacer es pelar los tomates. Yo los suelo pelar tal cual, pero si veis que os cuesta mucho porque los tomates están muy blandos podéis escaldarlos. Para ello, con un cuchillo hacemos una cruz, sólo cortamos la piel, en la base de los tomates. Ponemos agua a calentar y cuando esté hirviendo metemos los tomates en ella y los dejamos unos segundos, hasta que veamos que la piel se empieza a separar. Ponemos agua fría, con hielo, en otro bol y sacamos los tomates del agua hirviendo a este bol. Pelar los tomates es más sencillo ahora.
  2. Batir los tomates con la batidora hasta que no queden trozos.
  3. Cortar el pan en trozos y si está muy duro, ponerlos a remojar con los tomates batidos con un poco de sal para ablandarlo un poco. Si utilizáis Thermomix o algún aparato con la misma potencia podéis ir echando el pan en trozos y batir con los tomates.
  4. Batir el pan con el tomate hasta que quede bien fino.
  5. Pelar el ajo y quitarles el centro, para que no repita y pique un poco menos. Cortarlos en trozos y añadir poco a poco a la mezcla de tomate y pan (ir probando si necesita más ajo o no, depende del gusto de cada uno lo mismo necesitas sólo un diente de ajo, o incluso menos.
  6. Batir bien y añadirle el aceite de oliva virgen, poco a poco para que vaya emulsionando.
  7. Poner la almendra molida y un chorrito de vinagre y batir un poco más para mezclar bien.
  8. En este punto es bueno probarlo para rectificar de sal, vinagre y ajo, en caso de no haberlo hecho antes.
  9. Meterlo en el frigorífico y dejarlo hasta que se vaya a servir. Tiene que estar bien frío.
  10. A la hora de tomarlo, cocer un huevo, pelarlo y cortarlos en cuadraditos. Cortar también jamón serrano en tacos pequeños (o comprarlo ya así).
  11. Servir el salmorejo en un cuenco no muy grande y poner por encima el huevo duro (frío) en trozos, el jamón serrano en tacos y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
Resultado, el de la foto de arriba, y unos comensales bien alimentados, y contentos.

Nota: en un principio es recomendable ponerle poca, sal, vinagre y ajo e ir probando para ver cómo va quedando. Cuidado con el ajo, a mi siempre me "engaña" y cuando lo pruebo parece que no tiene mucho sabor, pero al enfriarse, está bien de ajo, así que tenerlo en cuenta.