martes, 23 de julio de 2013

Ensalada de Verano de Patata

Puesto que estamos en veranito y lo que apetece son cosas fresquitas... hoy os dejo una ensalada de verano de patatas, y una salsa riquísima, con mayonesa (casera o de bote) y mostaza (la que más os guste). En el caso de la mostaza, nosotros tenemos una comprada en Ikea que se llama SENAP GROV, que está muy buena y no pica demasiado, pero si os gusta un poco más picante, podéis usar la típica mostaza de Dijon. Tener en cuenta que al mezclarla con la mayonesa el sabor no será tan fuerte por lo que yo os recomiendo que no uséis mostazas demasiado dulces.
Una recomendación más y os dejo la receta. Prepararla con un poquito de antelación para que os de tiempo a meterla en la nevera un rato antes de comer y que esté bien fresquita.

Ingredientes:
  • 3 Patatas grandes para cocer
  • 6 Palitos de Cangrejo (Surimi)
  • 1 lata de Atún en aceite de oliva
  • 3 Tomates de ensalada medianos
  • 3 Ajetes
  • 1 puñado de Rúcula
  • 1 puñado de Cebolla frita (nosotros usamos la que venden en Ikea)
  • 1 Huevo cocido (opcional)
  • 1/4 de Cebolla picada (opcional)
  • 1/2 lata de Maíz dulce (opcional)
  • Sal (al gusto)
  • 1 cucharada de Mostaza
  • 3 cucharadas de Mayonesa
Preparación:
  1. Lavar las patatas bien y ponerlas a cocer (con piel). Dependiendo del tamaño tardarán más o menos.
  2. Mientras se hacen las patatas, preparar un bol grande.
  3. Cortar los tomates en trozos pequeños y echarlos en el bol.
  4. Cortar los palitos de cangrejo y hacer lo mismo.
  5. Desmenuzar el atún y ponerlo con el resto en el bol.
  6. Lavar los ajetes y cortarlos en trozos pequeños. Echarlos al bol.
  7. Hacer lo mismo con la rúcula.
  8. En caso de querer ponerle el huevo cocido, cebolla picada, maíz dulce, o alguna otra cosa que se os ocurra, este es el momento.
  9. Cuando las patatas estén blandas, dejar que se enfrien un poco y pelarlas y cortarlas en dados no demasiado pequeños. Juntar las patatas con el resto de los ingredientes y mezclar.
  10. Guardar en la nevera hasta que se vaya a comer.
  11. Cuando sea la hora, sacar la ensalada de la nevera y echar el puñado de cebolla frita y mezclarla con lo anterior. No lo ponemos antes para que le dé un toque crujiente a la ensalada.
  12. Poner sal al gusto, 2 ó 3 cucharadas grandes de mayonesa y 1 cucharada de mostaza y remover hasta que esté todo bien mezclado.
  13. Y... ¡A comer!
Veréis que toque más rico le da la mostaza a la ensalada.